Cortinas Black Out

Se llaman cortinas black out a las cortinas confeccionadas con una tela cuya opacidad no permite que se filtre la luz solar. Existen distintos tipos de blackout, como black out vinílico, black out tela, o black out seda. Los nombres que recibe la tela también varían de fabricante en fabricante, y a continuación describiremos sus tres grandes clasificaciones en detalle.

Black out vinílico:

Este tipo de tela es el más usado en la actualidad, ya que posee varias ventajas en relación a las demás. Las telas vinílicas están formadas por una base de malla de fibra de vidrio, dos capas exteriores vinílicas (PVC) y una película intermedia de oscurecimiento.

Su reflectancia lumínica lo hace ideal para proyectar imágenes en salas con audiovisuales o proyecciones hogareñas. Es una tela completamente plana.

El black out vinílico se utiliza para confeccionar cortinas roller. También se utiliza, aunque de manera menos frecuente, para confección de paneles orientales y cortinas romanas.

Una de las grandes ventajas del blackout vinílico es que se puede lavar fácilmente de ambos lados, fregando suavemente con agua tibia y detergente. Otra importante ventaja de este tipo de blackout es que sus capa interna de fibra de vidrio contribuye como aislante térmico y acústico de los ambientes.

Los colores son variados, y el material vinílico permite elegir diseños de imágenes y estamparlos, obteniendo así cortinas totalmente personalizadas.

Black out tela o textil:

Las cortinas black out de tela, también llamado black out textil o blackout polyester, está compuesto por una tela tejida (su composición puede variar) con un recubrimiento de acrílico completamente opaco en una cara.

Su textura es más cálida que el vinilo, y generalmente se usa para confeccionar cortinas romanas y cortinados tradicionales. La capa plástica protege a la tela de la acción del sol, de forma que los estampados o colores en la tela tienen mayor resistencia y duración.

Black out lino o seda:

Tejido de tela sin componentes plásticos. Este black out es un tejido tan compacto que no deja pasar la luz, o la deja pasar muy levemente. Permite confeccionar cortinados tradicionales y cortinas romanas.

Su principal ventaja es que al ser totalmente de tela, la sensación al tacto es más agradable y fina. Por eso se usa muchas veces en combinación con cortinas funcionales (como roller) para dar el acabado de la decoración. Su desventaja es que al estar expuesta al sol, se decolora con el tiempo.

Conclusión:

Las telas black out son variadas, y dependiendo de la funcionalidad y la estética que se busque en un ambiente va a ser preferible optar por uno u otro tipo.
Sin embargo, en la actualidad, la tela black out más vendida y popular es la vinílica en su aplicación con sistemas roller, ya que ocupa poco espacio cuando se la levanta, el accionamiento es práctico, son limpias y fáciles de lavar, son aislante térmico y acústico, y su composición las hace sumamente duraderas y resistentes.

2 pensamientos en “Cortinas Black Out

  1. Pingback: Cortinas Black Out

  2. Pingback: Cortinas black out y arquitectura moderna

Los comentarios están cerrados.