Paneles japoneses black out

Los paneles japoneses black out no son ni más ni menos que un conjunto de paños independientes deslizables que se cruzan sobre rieles de carriles múltiples.

La tela black out está específicamente diseñada para bloquear la mayor parte de la luz del sol.

Para abrir los paneles se pueden recoger todos hacia un lado,  o la mitad a la derecha y la mitad a la izquierda, o todos en el centro.

La anchura de cada panel es generalmente entre 60 y 80 cm., y su altura depende del tejido, alcanzando un máximo de 3 metros y 2 metros de tela y madera medio.

Los paneles japoneses black out se realizan con tela que está especialmente tejida y con frecuencia consta de varias capas.

La mayoría de las cortinas blackout pueden filtrar más del 90% de la luz exterior.

Los paneles japoneses black out son un sistema de sombreado interno donde se hace funcionar el tejido a mano,  con una varilla o cadena que mueve las láminas de tela vertical hacia la izquierda o hacia la derecha , proporcionando control solar y protección del calor. Mediante el uso de telas black out se puede alcanzar el 100% de oscuridad en una habitación.
Los paneles japoneses black out se han convertido rápidamente en una alternativa popular para las puertas corredizas de cristal. También están diseñados para grandes ventanales, puertas corredizas, paredes de vidrio, e incluso se utilizan como separadores de ambientes.


Los paneles se superponen entre sí a cualquiera de los lados:  izquierdo, derecho o ambos en el centro de la abertura, dependiendo del efecto que se desee lograr.

Disponibles en una gran variedad de colores, los paneles japoneses black out son muy fáciles de usar, muy prácticos y se ven bien en casi todo tipo de ventanas.
Los paneles orientales black out ofrecen una alternativa moderna a los tratamientos de ventana estándar. Añaden dramatismo a un espacio al ofrecer cobertura desde el suelo hasta el techo, y se pueden personalizar con diseños exclusivos, otorgando calidez y belleza a cualquier habitación. Su estilo único es una adición bienvenida a cualquier hogar.
Estos grandes paneles corredizos constituyen un elemento de diseño interesante, ya que se puede mezclar y combinar paneles en diferentes materiales, estilos y colores para un look único.También se les puede añadir un toque sutil y elegante como las bandas de borde.

Los paneles japoneses black out se pueden adquirir por separado y se pueden combinar de acuerdo a cada gusto personal, y de acuerdo a las acualizaciones de temporada.

 

Si usted está interesado en comprar paneles japoneses black out puede visitar: